Comentario numismático, moneda de la isla de Rodas (siglo III a.C.)

Moneda de Rodas

Vamos con un comentario numismático de esta moneda rodia…

Referencia  bibliográfica: Ashton 288; SNG Keckman 582-4; SNG Copenhagen 783.

Autoridad: magistrado Gorgos.

Cronología: circa 205 – 190 a.C.

Centro geográfico emisor: isla de Rodas.

Descripción del campo del anverso: se encuentra representada la cabeza del dios solar griego Helios sin rayos, mirando ligeramente hacia la derecha.

Leyenda anverso: no tiene.

Descripción  del  campo del reverso: se trata de una rosa en flor vista por el tronco con un pequeño capullo a la derecha y un arco con carcaj a la izquierda.

Leyenda reverso: ΟΡΓΟΣ —orgos.

Exergo: las iniciales griegas ΡΟ —del centro emisor de Rodas.

Gráfila: no hay.

Ceca o taller: Rodas.

Tipo: dracma de plata de emisión rodia cuyo tipo monetal es la rosa, que deriva del término griego rhodos, de ahí que lo utilizaran como símbolo.

Soporte en: AR —argentum, plata.

Técnica de edición: acuñación.

Peso: 2.69 gr.

Tamaño o Módulo: 14 mm.

Grado de conservación: Very Fine (VF) 20, 35. Tonificada.

Observaciones: el origen de la moneda en la isla de Rodas tiene el siguiente camino. Aproximadamente en la primera mitad del siglo VII a.C. surgen las primeras acuñaciones de moneda en el reino de Lidia —noticia que ya nos transmite Herodoto —y a finales del mismo las producciones se expanden a las vecinas zonas de la costa minorasiática de Misia y Caria —frente a Rodas, donde pudieron llegar las primeras—, a continuación llegó al continente griego —circa mediados del siglo VI—para desde ahí comenzar su rápida propagación mediterránea en sus colonias y de estas a sus compañeros de comercio. Se puede decir que en el año 500 a.C. la moneda estaba presente en la mayor parte del mundo griego.

Los tipos monetales —esto es, los motivos iconográficos elegidos para marcar las piezas—en la moneda griega subrayaron la historia de cada polis remarcando sus elementos identitarios como la cabeza de Atenea en Atenas o la de Poseidón en Posidonia o, como en la moneda protagonista, la rosa en Rodas. Su representación en el reverso resulta ser el símbolo parlante de la ciudad que, si bien se muestra por el tronco, excepcionalmente puede presentarse con la rosa vista por encima haciendo visibles sus estambres y pistilo. Este modelo se irradió luego al occidente mediterráneo pues su supuesta colonia de Rhode  —se discute si es massaliota o de Ampurias—, junto a Emporion en el Golfo de Rosas, emitió monedas con la citada simbología, que más tarde serán imitadas también en fabricaciones galas, quizá por su simpatía con los motivos solares.

En lo concerniente a la mitología del dios Helios —Ἥλιος—, presente en el anverso, simbolizaba la personificación del astro solar a quien se le representaba como un joven en plenitud de su virilidad y de gran belleza, normalmente con su cabeza rodeada de rayos —no aparece así en la moneda a comentar, sin embargo, en otras similares aquéllos sí están presentes. Es preciso comentar que en la ciudad de Rodas, no hacía más de cuarenta años desde la acuñación de la moneda, el célebre Coloso —una de las Siete maravillas del mundo antiguo—había sido destruido por un terremoto. Se trataba de una enorme estatua dedicada al dios Helios, protector de la ciudad, elevada a principios del siglo III a.C. para celebrar una victoria en el panorama de la lucha entre los diádocos —los sucesores de Alejandro Magno.

Esta entrada fue publicada en Grecia, Historia Antigua y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s