Primera astronomía (III): Alejandría

En esta última entrada sobre la Primera astronomía voy a hablar sobre la astronomía en época helenística (s.III-I a.C.) y en los primeros siglos de nuestra era, que supondrá un punto y aparte prácticamente hasta el siglo XVI cuando Copérnico desempolvó la teoría heliocéntrica de nuevo y Galileo obervó el firmamento por primera vez con su telescopio. La ciudad fundada por Alejandro Magno en 331 a.C. al oeste del delta del Nilo en la cuenca del Mediterráneo, fue el punto neurálgico de la ciencia  de la época: medicina (Galeno), geografía (Eratóstenes), matemáticas (Euclides), astronomía…

Experimento para demostrar la esfericidad de la Tierra de Eratóstenes

Uno de los más sorprendentes, Aristarco de Samos (s.III a.C.), elaboró una revolucionaria teoría basada en el heliocentrismo: la Tierra giraría alrededor del Sol, tan inmóvil como las estrellas fijas, infinitamente lejos, describiendo un círculo y rotaría sobre sí misma para el transcurrir de los días. Pero su hipótesis fue rechazada obstaculizada por motivos religiosos, filosóficos y de sentido común. De esta manera el geocentrismo se mantendrá en las diversas hipótesis  que surgieron hasta Copérnico (s.XVI).

Hiparco de Nicea (s.II a.C.), que dejó un catálogo de más de mil estrellas, se basó en dos hipótesis para dar explicación a los movimientos y los fenómenos que producían:

  1. Hipótesis de los epiciclos: los planetas (errantes) giraban alrededor del sol que a su vez lo haría en torno a la Tierra.
  2. Hipótesis del excéntrico: que postulaba que la órbita de la Tierra no era concéntrica sino un poco desplazada hacia fuera.

Movimiento de peonza del eje terrestre

Además descubrió la precesión de los equinoccios, que es el movimiento circular del eje de la Tierra (como el de una peonza que gira próxima al suelo), debido al cual los grupos de estrellas cambian de lugar.

Así, llegamos al modelo astronómico más importante de la Antigüedad, pues sería aceptado y adoptado sin reservas en Occidente durante alrededor de catorce siglos ya que daba buena cuenta de las trayectorias aparentes planetarias y encajó perfectamente en las ideas cristianas del Hombre en el centro de un universo creado por Dios. Y cuidado de quien se atreviera a ponerlo en entredicho…

Fue elaborado por Claudio Ptolomeo en el s.II d.C. y expuesto en su Composición matemática, en que sintetiza el saber astronómico del mundo antiguo. Es conocida como Almagesto, bautizada por los árabes al transliterar el adjetivo magestos (“el más grande”, ya que era el mayor tratado de astronomía).

Claudio Ptolomeo

Su sistema cosmológico, como el de Aristóteles, se ordenaba en gigantescos orbes cristalinos concéntricos en constante movimiento circular y unificado alrededor de la Tierra, que se hallaba en su interior inmóviul. Cada uno de los cinco planetas conocidos describiría pequeños círculos o epiciclos cuyo centro se desliza por su respectiva circunferencia diferente (órbita) dibujando estos líneas espirales sobre el fondo estelar. Mercurio y Venus rotarían en torno al Sol, como ya dijo Heraclides de Ponto, el cual a su vez lo haría alrededor de la Tierra. Encontró dificultades en las trayectorias de estos dos planetas por lo ue complicó sus diseños añadiendo ecuantes móviles, es decir, los centros de algunos círculos no permanecían inmóviles.

Modelo astronómico Ptolemaico

A continuación os he añadido un par de videos de Youtube, el primero explica los epiciclos en el movimiento aparente del Sol en nuestra bóveda celeste y el segundo es un pequeño documental de seis minutos sobre Ptolomeo que he encontrado muy interesante a la par que sencillo:

Esta entrada fue publicada en Egipto, Grecia, Historia Antigua, Mesopotamia, Roma y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Primera astronomía (III): Alejandría

  1. Queridos amigos,
    espero disculpéis la tardanza en pasar por vuestra estupenda y trabajadísima página, no se debe a desinterés, si no a ciertos avatares que nos hacen retrasar las actividades en la red.
    Impresionante resulta vuestra labor y, desde luego, vuestro conocimiento. Concretamente en esta entrada, uno se queda parado ante cada párrafo y vídeos, fascinantes

    Por aquí nos encontraremos, fijo,fijo.

    Saludos afectuosos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s