Visita al Museo de Bellas Artes de Sevilla

Entrada del Museo de Bellas Artes

Como no podía ser menos, en este viaje a Sevilla hemos hecho una vista al museo de Bellas Artes. Este museo nació en el siglo XIX y alberga obras de renombre del Gótico, Renacimiento, Barroco y Neoclasicismo español, algunas de ellas recuperadas tras la desamortización de Mendizábal.

Este museo que se encuentra en el centro de la ciudad (junto a la estación de autobuses de Plaza de Armas) tiene acceso gratuito para los ciudadanos de la Unión Europea. Consta de dos plantas climatizadas y con amplios pasillos y algunos bancos para poder observar las obras más importantes. En total, nos ha tomado alrededor de una hora sin detenernos demasiado en cada cuadro, tan solo en los más conocidos.

Folleto del museo

Entrada del museo

Inmaculada Concepción

En la planta baja, que consta de cinco salas, se recogen las obras del gótico sevillano, pinturas y esculturas del Renacimiento y de la escuela de Francisco Pacheco. Pero es la última sala, la llamada “sala de Murillo”, donde encontramos la mejor colección del museo. Aquí está expuesta la colección que hizo el pintor sevillano para el convento de los Capuchinos. Entre esta colección están sus famosas Inmaculadas, con las que creó la tipología que seguirían desde entonces el resto de los pintores barrocos. Me refiero a la imagen inocente de la virgen, los ropajes de túnica blanca y manto azul, manos en el pecho sujetando el manto o en posición de rezo, vista alzada, angelotes, la media luna a sus pies…

.

San Hugo en el refectorio de los Cartujos

En la planta alta están expuestos cuadros del Barroco español, como Murillo y sus seguidores, Valdés Leal y Zurbarán. De este último destaca la sala especial donde están unos de sus cuadros más importantes: San Hugo en el refectorio de los Cartujos y La Virgen de las Cuevas. Cabe destacar que Zurbarán fue un prolífico pintor del siglo XVII en España y que sobre todo dedicó su carrera a pintar cuadros para órdenes religiosas tanto en España como en las Indias. Por esa razón contaba con un taller, lo que explica la abundancia de obras de este pintor.

San Bruno de Juan Martínez Montañés

Es en esta planta donde también podemos ver algunas esculturas barrocas, véase San Bruno de Martínez Montañés y Santo Domingo de Guzmán, del mismo autor. Al igual que Murillo, Juan Martínez Montañés destaca en el ámbito andaluz por crear el tipo estándar de escultura de paso procesional y de retablo.

Retrato del poeta, Becquer

Las últimas salas de esta planta tienen pinturas del siglo XIX y XX. Hemos visto el retrato que hizo Valeriano Bécquer, hermano del poeta sevillano, Gustavo Adolfo Becquer.



Esta entrada fue publicada en Historia del Arte, Museos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s