Visita al Museo Arqueológico de Sevilla

Entrada al museo

En nuestro viaje a Sevilla hemos visitado este museo que se encuentra junto a la Plaza de España e inserto en el parque de María Luisa, en un día veraniego de unos 36 grados; en su interior no había aire acondicionado pero bueno, más o menos el ambiente era soportable.

Folleto informativo

Entrada

Consta de tres plantas, en la planta sótano hay once salas que exponen piezas prehistóricas desde el Paleolítico y Edad del Bronce (salas I-IV) a Tartessos y el periodo Turdetano (V-XI). En cuanto a las primeras nos cuentan la situación del Bajo Guadalquivir, mostrándonos las primeras herramientas de estas gentes y restos fósiles de animales marinos.

Fósiles marinos

Herramientas prehistóricas

.

.

De aquí avanzamos a la Edad del Cobre (h. V milenio a.C.), con restos de un poblado importante y ajuares funerarios del Bronce (h. IV-I milenio a.C.) de las sepulturas colectivas (dólmenes y megalitos) de las que hay reproducciones. Destaca una estela de guerrero en la que vemos su silueta esquemática con sus armas a su lado, escudo, espada y arco, además de un carro de dos ruedas. En cuanto a la civilización de Tartessos encontramos el legendario tesoro de El Carambolo junto con otros dos más tardíos además de muestras de su trabajo en la orfebrería y cerámica.

Cista funeraria

Reproducción de dólmen

Tesoro de El Carambolo

Estela del guerrero

Caja de olores

Una de las curiosidades de este museo es la opción de percibir diferentes olores como una cueva del Neolítico, perfumes funerarios… que se sitúan en urnas de cristal cerradas, y al abrirlas se percibe cada aroma. Sigue la idea de museo como incitador de los sentidos, que llega ya no tan solo en el ámbito visual sino al olfativo.

.

.

.

.

La planta baja, con dieciocho salas, es la que abarca la parte más importante del museo y recoge el periodo Romano y la Antigüedad tardía (XII-XXVI). Lo que predomina en esta planta son esculturas monumentales (casi colosales) de mármol de la ciudad de Itálica: Mercurio, Venus, Diana… y una multitud de esculturas medianas, que representan a sacerdotes togados o también esculturas del emperador con las vestimentas de guerrero y de sacerdote. Nos  ha sorprendido el busto de Adriano acompañado de esculturas de otros emperadores, como Marco Aurelio, Galba, Augusto y Trajano. Este último no se encontraba expuesto.

Venus-Afrodita

Adriano

Diana-Ártemis

.

Dados

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

También encontramos mosaicos entre los que destacan los dedicados a Baco y el Juicio de Paris. En las numerosas vitrinas hay trabajos en cerámica (lucernas, ánforas, vasijas…) y en alguna de ellas, aun perdura la firma del alfarero. Por otro lado, encontramos una colección de monedas ordenadas por emperador, epígrafes y multitud de estelas funerarias.

Mosaico del Juicio de Paris

AUGUSTUS DIVI FILI

Lucerna de Apolo

.

.

.

.

.

.

.

.

La visita finaliza con un somero paso por una única sala dedicada a la Edad Media y Moderna, hemos estado unas dos horas en el mismo y nos hemos detenido en algunos detalles. Además, el museo incluye una planta alta a la que no hemos subido y en la que se realizan exposiciones temporales, está la biblioteca especializada en arqueología y arte, un salón de actos y las zonas de trabajo interno (dirección, administración, investigación…).

Vista general del edificio

Esta entrada fue publicada en Historia del Arte, Museos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Visita al Museo Arqueológico de Sevilla

  1. pablito dijo:

    el museo esta bonito pero le falta que le pongan direccion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s