Cita latina preferida: Omnia mea mecum porto

Llevo todas mis cosas conmigo.

Es mi cita latina favorita, aunque la dijo un griego, por lo que representa espiritualmente con respecto a los bienes materiales, que hoy en día dominan la vida de las mayoría  de las personas por encima, diría, de sus propios pensamientos.

La descubrí gracias al blog Citas Latinas, que analiza algunas de ellas y es muy recomendable. Surge de una anécdota que cuenta, entre otros, el orador romano Marco Tulio Cicerón (106 – 43 a.C.) en su libro Paradoxa stoicorum (Las paradojas de los estoicos):

7 En lo cual echo de menos ciertamente la prudencia de nuestros antepasados, aquellos hombres de tanta moderación que pensaron se debían llamar con el nombre de bienes estas partes del dinero flacas y variables, habiendo juzgado en la realidad y en sus hechos muy de otra manera. ¿Puede acaso el bien ser mal para alguno? ¿O puede alguno no ser bueno en medio de abundancia de bienes? Pues estas cosas vemos que son tales, que también los malos las poseen, y son de daño a los buenos. 8 Y así, aunque se burle el que quiera, con todo eso valdrá más para conmigo la recta razón que la opinión del vulgo: y no diré yo jamás que ha perdido sus bienes el que haya perdido su ganado o sus alhajas; ni dejaré de alabar a aquel sabio (Bías a lo que entiendo, que se cuenta entre los siete) que habiéndose apoderado el enemigo de su patria, Priene, y huyendo los otros ciudadanos cada uno con los más de sus bienes que podía, aconsejado por otro que hiciese él también lo mismo, le respondió: “Ya lo hago, porque todos mis bienes me llevo conmigo” 9 De modo que aun no tuvo por suyos estos juguetes de la fortuna que nosotros llamamos bienes. ¿Pues qué cosa es bien? preguntará alguno. Aquello que se hace recta, honesta y virtuosamente, se dice con verdad ser bien hecho, y yo solo creo ser bien aquello que es recto, honesto y virtuoso. (Paradoxa stoicorum I, 7-9)

Bías de Prieme

Se trata de un extracto de la primera paradoja del libro titulada “Que solo lo que es bueno es honesto” y en la que diserta sobre el problema semantico-moral que plantea la idea de bien material; así, nos cuenta esta didáctica anécdota sobre el sabio Bías, uno de los siete sabios de la Grecia Clásica, ciudadano de Priene, Caria (Asia Menor), en el s.VI a.C. , que, en la caída de la misma, ante la huida desesperada y la pérdida de los bienes materiales se encuentra tranquilo, en contraste con sus conciudadanos que corren con todo lo que han podido llevar consigo y se asombran ante su actitud: sus conocimientos y la razón es lo que porta, y son sus bienes mas importantes.

Me parece que la cita tiene un valor pleno en nuestra sociedad capitalista, que unos 25 siglos después repetiría la actuación de la mayoría de los ciudadanos de Priene.

Esta entrada fue publicada en Historia Antigua, Roma y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s