Breve apunte sobre la valoración de la mujer en la Grecia arcaica

Mujer plañiendo una lira en una cerámica griega

La Ilíada es una obra maestra entre los clásicos, y en ella podemos encontrar multitud de conocimientos de la cultura griega, de la cual forma parte de su base junto a la otra gran composición homérica, La Odisea. En esta ocasión voy a comentar una curiosidad que me llamó la atención, en la primera, en cuanto a la valoración de las mujeres…

Se trata del canto XXIII en el que se celebran los juegos en honor de Patroclo, compañero de Aquiles, que cayó muerto por Héctor,

“no es posible guardar siempre la ira en el corazón (…) cubre tus hombros con mi magnífica armadura, ponte al frente de los belicosos mirmidones y llévalos a la pelea (…) aparta de las naves esa peste (…) tan luego como los alejes de las naves, vuelve atrás (…) no quieras luchar sin mí contra los belicosos teucros”

Canto XVI (Patroclea), palabras de Aquiles a su compañero, que acude a la batalla desconociendo de su destino.

Se celebró la ceremonia fúnebre, con todos los elementos griegos: la pira de leña para su incineración, sacrificios, libaciones y exequias,

sollozaba Aquileo al quemar los huesos del amigo; y arrastrándose en torno de la hoguera, gemía sin cesar

Canto XXIII

Cerámica griega con atletas

Como cuenta Homero, en una de sus múltiples referencias astronómicas, “cuando el lucero de la mañana apareció sobre la tierra”, se recogieron los huesos en una urna de oro y le erigieron un túmulo. Posteriormente, se llevaron a cabo los juegos susodichos, también un clásico en los ritos postmortem griegos. Así, compitieron aurigas, púgiles, luchadores armados y cuerpo a cuerpo, atletas, lanzadores de peso, de jabalina y arqueros.

Cerámica griega con lanzamiento de jabalina

Es en este contexto donde me encontré con la dura referencia hacia las mujeres, o al menos a mí me lo pareció. Aunque no deja de mostrarnos su papel en la sociedad aristocrática de héroes y dioses que representa Homero en su obra.

Como premio a los ganadores de las distintas competiciones, Aquiles…

sacó de las naves, para premio de los que vencieren en los juegos, calderas, trípodes, caballos, mulos, bueyes de robusta cabeza, mujeres de hermosa cintura, y luciente hierro.

Canto XXIII.

Vaso cerámico griego con lanzamiento de disco

Pero no es aquí donde me quiero quedar, pues tampoco dice demasiado el hecho de que unas mujeres, cogidas como esclavas, se ofreciesen como premio. Mas tarde desglosaba cada premio entre los distintos puestos obtenidos por los competidores,

Empezó exponiendo los premios destinados a los veloces aurigas: el que primero llegara, se llevaría una mujer diestra en laboriosas labores y un trípode con asas.

Canto XXIII.

y después llegó mi sorpresa cuando para los premios en la lucha, daba la valoración en bueyes de la mujer otorgada, que además era para el que perdía,

El Pelida sacó después otros premios para el tercer juego, la penosa lucha, y se los mostró a los dánaos: para el vencedor un gran trípode, apto para ponerlo al fuego, que los aqueos apreciaban en doce bueyes; para el vencido, una mujer diestra en labores y valorada en cuatro bueyes, que sacó en medio de ellos. Y estando en pie, dijo a los argivos: Levantaos, los que hayáis de entrar en esta lucha.

Canto XXIII.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Grecia, Historia Antigua y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Breve apunte sobre la valoración de la mujer en la Grecia arcaica

  1. Pingback: Breve apunte sobre la valoración de la mujer en la Grecia arcaica :: Historiador.Net ::

  2. NAPS dijo:

    Es que los griegos siguen rodeados de un aura de democracia y libertad que no eran ni lo uno ni lo oto; ¿no fueron de Tales las palabras: “Doy gracias a los dioses por haberme hecho humano que no bestia, griego que no extranjero y hombre que no mujer”?

    Felicidades por tu descubrimiento y bienvenido al mundo machista de los griegos…

  3. Pingback: Breve apunte sobre la valoración de la mujer en la Grecia arcaica

  4. joseant dijo:

    Lo que me parece absurdo es juzgar a una civilización de hace 3.000 años por nuestros valores. Es obvio que desde nuestra perspectiva la mujer tenía en aquella época un papel ínfimo. Sin embargo, la cultura griega es la base de nuestra civilización. Su democracia, aunque imperfecta, es el origen de que no sigamos gobernados por sátrapas. Y su filosofía, su crítica reflexica, base de nuestro pensamiento y entre otras cuestiones, de la justa emancipación de la mujer.

    • Marco dijo:

      Estoy contigo joseant, no debemos juzgar los hechos históricos según nuestros valores actuales. La cultura griega es la base de nuestra civilización y por ello debemos valorarla sobremanera. Esta entrada es una simple curiosidad más allá de sacar cualquier conclusión negativa sobre los griegos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s